Dos años sin Diego Armando Maradona. El 25 de noviembre quedó marcado a fuego como la fecha de la partida del 10 y este viernes se cumple el segundo aniversario de su muerte. El “Pelusa” jugó dos partidos en Misiones.

Dolor, angustia y tristeza inundaron el mundo del fútbol en el mediodía del 25 de noviembre del 2020. Mientras el planeta transitaba su segunda ola de la pandemia, Maradona gambeteó a la vida.

Decenas de medios llegaron a su casa en San Andrés, Tigre, cuando se dio a conocer que su cuadro había empeorado y lo estaban intentando reanimar. Poco después se supo que Diego había fallecido por una insuficiencia cardíaca.

Fue una noticia que nadie del mundo del fútbol quiso conocer. A dos años de su muerte, su esencia florece en cada acto, homenaje, bandera o camiseta que se muestra en su honor. “Pelusa” sigue ahí, en cada caño, gambeta y sonrisa al fútbol.

Sus imágenes con la pelota vuelven a reflejar la emoción que le trasladó a millones de admiradores. Su cuerpo, que fue despedido por miles en Casa Rosada, fue sepultado en el cementerio de Bella Vista para su eterno descanso.

A dos años de su muerte, los argentinos y los representantes de la fiebre maradoniana realizan nuevos y sentidos homenajes dedicados al niño que quería jugar en la Selección Argentina, al adolescente que debutó en Argentinos Juniors, al joven que pasó por Boca antes de brillar en Europa y al hombre que supo ser campeón del Mundo.

El 30 de octubre de 1960 llegó al mundo “Pelusa”, que con el tiempo se transformó en el “Diez”, el capitán de la selección en el último Mundial que ganó Argentina. Misiones Online rememora el día que uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos hizo delirar a la capital misionera.

El 9 de mayo de 1992 no es un día más en la rica historia de Misiones. Algunos hasta se animan a decir que su vida fue un antes y un después luego de esa jornada.

Fueron muchos, pero a la vez pocos los afortunados que tuvieron la posibilidad, esa tarde, de estar presentes en el Estadio Clemente Argentino Fernández de Oliveira, ubicado en  Villa Sarita.

El número de personas que colmaron las tribunas varía de acuerdo al narrador, pero todos coinciden en que jamás la cancha volvió a estar de esa forma.

El 9 de mayo de 1992 Diego Armando Maradona asistió a un encuentro de fútbol a  beneficio del Pabellón de Niños del Hospital Madariaga. Tres goles hizo “El Diego” en la capital misionera, pero todos recuerdan el tercero.

Comentarios de Facebook