El Juzgado de Garantías rechazó el pedido de prisión preventiva solicitado por la fiscala María del Valle Viviani. «La liberación es inmediata, hoy mismo», dijo a La Opinión Jorge Lima, abogado de Felipe Sanzio. El hijo del jefe comunal de Baradero y los otros acusados seguirán bajo investigación, pero en libertad por falta de mérito.

La jueza de Garantías María Eugenia Maiztegui resolvió rechazar el pedido de prisión preventiva para todos los acusados por el crimen del empresario vinculado a la actividad porcina Gustavo Desimone en Baradero, hecho en el que está involucrado el hijo del intendente de la vecina ciudad, Felipe Sanzio, de 19 años.

La jueza de Garantías María Eugenia Maiztegui resolvió rechazar el pedido de prisión preventiva para todos los acusados por el crimen del empresario vinculado a la actividad porcina Gustavo Desimone en Baradero, hecho en el que está involucrado el hijo del intendente de la vecina ciudad, Felipe Sanzio, de 19 años.

«Rechazaron la prisión preventiva y dispusieron liberación inmediata por falta de mérito. La liberación es inmediata, hoy mismo», dijo a La Opinión el abogado de Sanzio, el reconocido penalista nicoleño Jorge Lima.

La fiscala María del Valle Viviani había pedido prisión preventiva para Felipe Sanzio; Fabián Constantino Fernández, de 59 años; Matías Joaquín Brey, de 29; y Ramiro Rey Vaccarezza, de 18 por considerar que existían «indicios vehementes y elementos suficientes» para considerar los «probables autores del homicidio«.

Sin embargo, los elementos probatorios reunidos por la titular de la UFI 7 fueron insuficientes para que la jueza resolvieron hacer lugar a su solicitud. Por el contrario, la magistrada ponderó los planteos de la defensa y decidió rechazar la prisión preventiva dictar la falta de mérito.

Los imputados seguirán involucrados en el hecho y ahora le tocará a Viviani profundizar la investigación en procura de sostener la acusación que provocó que el 8 de noviembre un operativo de la DDI detuvier a Sanzio y al resto de los que este miércoles recuperan la libertad.

La acusación inicial surgió gracias al aporte de un testigo clave, que aseguró haber estado presente cuando se planificó el asalto a Desimone. Diversos aspectos de su relato fueron corroborados por la investigación, pero no alcanzó para mantener detenidos a los imputados.

laopinionsemanario

Comentarios de Facebook