La nota en la que La Opinión informó acerca del aumento en la dieta de los ediles generó una catarata de opiniones entre nuestros lectores.

El incremento del 109 por ciento que los municipales lograron en paritaria hasta octubre inclusive los favoreció en igual porcentaje, puesto que cobran tres sueldos y medio de un trabajador administrativo que percibe el mínimo.

Entre los lectores, algunos se lo tomaron con humor, como Diego que afirmó: “Ellos sí están en forma”, o Emanuel, que dijo: “Yo siempre dije, el mejor laburo es ser concejal”.

Aparecieron las consultas de la mano de Osvaldo que preguntó: “Pero ellos pueden decidir cobrar menos, ¿lo harán?”. Elsa se sumó y agregó: “Como siempre la grieta no se cierra. ¿Trabajan? Digo, porque mucho no los veo”.

Por su parte, María sentenció: “Nos reímos o lloramos, ¿cobran ese dinero para hacer que? Muchos ni formación académica tienen, otros no saben qué hacen ahí, la verdad mucho dinero, un profesional que estudia se forma tiene que trabajar bastante para ganar eso, que mal está todo”.

Los reclamos continuaron con Sebastián, que expresó: “Si ustedes precisan 640.000, ¿qué les hace pensar que el votante que los puso en ese puesto vive con 120.000?”.

A este se le sumó el de Jeronimo que pidió: “Si consideran que ese sueldo es el justo para ustedes, piensen en el pueblo que los sentó en esa banca y póngase la mano en el corazón si es que lo tienen. Hagan cosas por San Pedro para que todos tengan un laburo que les permita llegar a la misma remuneración”.

La demanda por una mejora en la salud pública llegó con Ale que dijo: “Deberían pagarle mejor a los médicos, que luchan cada día con los pocos recursos que tienen en salud”.

Los dichos populares también se hicieron presentes con Pini y María Ester que dijeron: “Choreo de guante blanco, mucho sueldo para algunos que van 3 días al mes a trabajar” y “la culpa no es del chancho sino de quien le da de comer”.

Por último, Mauri concluyó: “Los empleados que laburan en serio en la calle limpiando, cortando pasto y demás. Llueva o truene salen igual, no llegan a 100 mil míseros pesos. Pero todos nos quejamos si las plazas y lugares públicos están abandonados o sin cuidar”.

laopinionsemanario.com.ar

Comentarios de Facebook