planta

Si la medida para enfriar los reactores no funciona, analizan enterrar la planta en arena y concreto para evitar una catastrófica liberación de radiactividad

– Japón eleva gravedad de crisis de Fukushima

TOKIO, JAPÓN (18/MAR/2011).- Exhaustos ingenieros conectaron el sábado un cable de energía con el exterior de la estación nuclear devastada por un terremoto en Japón, en una carrera para evitar la mortal radiación del accidente, cuya gravedad es comparable al desastre de Three Mile Island en 1979.

Los trabajadores aún estaban instalando los cables al interior del lugar, antes de tratar de restaurar el bombeo de agua necesario para enfriar las placas de combustible nuclear sobrecalentadas en la planta de seis reactores situada en Fukushima, en el noroeste del país, a unos 240 kilómetros de Tokio.

Mientras trabajan dentro de una zona de evacuación de 20 kilómetros en Fukushima, los casi 300 ingenieros se centraban en intentar restaurar el suministro eléctrico que abastece a cuatro de los reactores.

«Tepco ha conectado la línea de transmisión externa con el punto receptor de la planta y confirmó que puede suministrar electricidad», dijo en un comunicado el operador de la planta, Tokyo Electric Power Co.

Otros mil 480 metros de cable están siendo instalados dentro del complejo antes de que los ingenieros intenten echar a andar los sistemas de enfriamiento en el reactor número 2, y luego hagan lo mismo con el número 1, 3 y 4 durante el fin de semana, agregaron los funcionarios.

Si eso funciona, sería un punto de inflexión.

«Si logran que ese suministro sea restaurado y que el agua avance con éxito al centro, muy lentamente de manera que no provoque una sola falla, deberían tener todo bajo control en los próximos dos días», indicó Laurence Williams, de la University of Central Lancashire en Gran Bretaña.

De no ser así, los ingenieros consideran una opción de último recurso: enterrar la planta de 40 años en arena y concreto para evitar una catastrófica liberación de radiactividad.

Ese método ha sido usado para terminar con grandes filtraciones tras el desastre de Chernóbil de 1986.

Destacando la desesperación de las autoridades, los ingenieros rociaron agua durante la noche para enfriar el reactor número 3, que afronta la situación más crítica debido al uso de óxidos mixtos, que contienen uranio y plutonio altamente tóxicos.

Japón subió el nivel del incidente a 5 desde 4 en la escala INES de siete peldaños que evalúa la gravedad de los accidentes nucleares.

Eso coloca a la situación a la par del accidente de Three Mile Island en Estados Unidos en 1979, aunque algunos expertos dicen que el panorama actual es más serio. Chernóbil se ubicó en el nivel 7 de la escala.

Fuente: http://www.informador.com.mx

Comentarios de Facebook

1 COMENTARIO

  1. NOSE PA QUE TANTA ENERGIA NUCLEAR NOS VAN A TERMINAR INTOXICANDO A TODOS ,DIGO AL PLANETA TIERRA,DEJEN DE CONTAMINAR ,SIEMPRE LO MISMO, MAS PROGRESO, MAS PROBLEMAS ,EL HOMBRE SIEMPRE SE CREE SUPERIOR SI TIENE MAS TECNOLOGIA, Y NO VE Q NO TIENE NADA,SINO MIREN CHERNOVIL,JAPON,SON POTENCIAS «»»» PERO ……….

Los comentarios están cerrados.