Luis Augusto Huergo nació el 1 de noviembre de 1837, falleció el 4 de noviembre de 1913 y pasó a la historia al ser el primer ingeniero civil egresado en la Argentina

El 6 de junio de cada año se celebra el Día de la Ingeniería Argentina debido a que un día como este, pero de 1870, egresó el ingeniero civil Luis Augusto Huergo. En una nueva edición de esta jornada, el reconocimiento a esta histórica figura nacional y a su obra.

Luis Augusto Huergo: el gran protagonista del Día de la Ingeniería Argentina

Ante todo, hay que aclarar que no hay que confundir el Día de la Ingeniería Argentina con el Día del Ingeniero, jornada que se lleva a cabo el 16 de junio en homenaje a la creación de esta carrera.

El Día de la Ingeniería Argentina se celebra el 6 de junio en homenaje a Luis Augusto Huergo, el primer ingeniero civil graduado en el país quien se recibió un día como este pero de 1870.

Se trata de una jornada histórica ya que nació en 1895 y gracias al trabajo del Centro Argentino de Ingenieros (CAI), quien propuso conmemorar el 25° aniversario de la graduación de Huergo.Luis Augusto Huergo fue primer ingeniero civil graduado en el país

Además de sus aportes a la ingeniería, Luis Augusto Huergo pasó a la historia al ser el primer presidente de la Sociedad Científica Argentina, institución que se fundó en 1872 con el fin de coordinar e impulsar el desarrollo de la ciencia en el país.

El primer ingeniero argentino: las principales obras de Luis Augusto Huergo

También famoso por sus participaciones políticas (fue diputado y senador por la provincia de Buenos Aires), Huergo se destacó ante todo por los trabajos y las obras que realizó en tanto ingeniero.

Una de las más importantes de sus primeros años como profesional es la del denominado Camino Blanco a Ensenada. Por otra parte, en 1876, con menos de 40 años de edad, fue designado director de las Obras del Riachuelo, las cuales dieron como resultado la construcción de un puerto de barcos de gran calado.

Huergo dedicó gran parte de su vida a la idea de navegación, tanto marítima como fluvial. En este aspecto, resultan fundamentales los aportes que hizo para que sean posibles los viajes por los ríos a lo largo y a lo ancho de todo el país.

Algunas de las obras que se vinculan a esto son la canalización de los ríos Tercero, Cuarto y Quinto. Al mismo tiempo, Huergo fue el responsable de los estudios que permitieron encauzar el río Bermejo y diseñó un canal que hace posible la navegación de la provincia de Córdoba al río Paraná.

Para finalizar, es preciso recordar que su historia también está compuesta por proyectos malogrados, como es el caso del que presentó en 1882 pensando en un importante puerto para la Capital.

El proyecto finalmente quedó en manos de Eduardo Madero, cuyas ideas fracasaron con el paso de los años demostrando que la propuesta de Huergo era más adecuada.

En resumen, el Día de la Ingeniería Argentina se presenta como la oportunidad ideal no solo para recordar a Luis Augusto Huergo, sino también para reflexionar acerca de la importancia que tuvieron, y siguen teniendo en la actualidad, sus obras y sus ideas.

LA NACION

Comentarios de Facebook