Con Bustos afuera, Pío ve una chance para jugar allí donde mejor se siente: de volante central.

Ante la acumulación de amarillas de Maxi Bustos, el que se perfila como reemplazante del Mencho es Emmanuel Pío. El juvenil se volvió una fija que cubrió varios puestos en el equipo titular de Burruchaga, y ahora tendrá la chance de mostrarse donde más cómodo se siente: en el mediocampo. «Vamos a ver lo que me pide Burru», dijo el juvenil. «Si me toca decidir, me gustaría ser cinco. Es mi puesto original y ahí juego más suelto. Pero tengo 20 años y quiero sumar minutos, y si me toca seguir jugando como lateral derecho, lo hago. Me vengo adaptando a ese puesto y lo tengo cada vez un poco más aceitado», contó.

Con el recuerdo del clásico todavía latente, el pibe sabe que no haber perdido fue clave para encarar la semana en paz: «Estamos tranquilos, porque sabemos que merecimos ganarlo. No nos conformó, pero necesitamos puntos y lo importante ahora es no perder más. Tuvimos más actitud que ellos». Y ya piensa en Huracán: «Va a ser un partido muy trabado. Es un equipo duro que mete y presiona mucho, y de locales esperamos sacar una victoria». En el fondo o el medio, Pío tiene un lugar casi asegurado. Por derecho propio.

 

ARIEL CARAVAGGIO | [email protected]

 Diario Deportivo ole

Comentarios de Facebook