Hace dos meses, el periodista había admitido que no le estaba yendo bien con el negocio pero lo mantenía para sostener las fuentes de trabajo

El crítico momento que atraviesa la economía en el país afecta a todos los ciudadanos, pero en especial a los emprendedores. Y esta situación tampoco le es ajena a Diego Brancatelli, quien más allá de su labor como periodista, había decidido tiempo atrás abrir un supermercado llamado “Don Ahorro”, ubicado en la localidad de Caseros.

“Lo puse en plena pandemia para darle laburo a la gente y nos va mal. Queremos que nos vaya mejor. Sigue abierto pero hoy realmente estamos cambiando la plata o sostenemos el comercio para darle laburo a la gente. Porque ahora con todo lo que laburo, no tengo necesidad de hacerme tanta mala sangre, lo que queda a fin de mes no vale ni la pena”, había revelado a principios de mayo en una entrevista con LAM, el programa que conduce Ángel de Brito en América. Y había detallado: “Tengo cinco empleados, antes tenía diez”.

En tanto, también había explicado los motivos por los que el negocio no funcionaba. “Son un montón de cosas…a nivel puntual nuestro, estamos en una zona donde tal vez nos equivocamos en el rubro, tenemos dos supermercados a la vuelta que son de las grandes cadenas, tienen otros beneficios de promociones, los precios y los volúmenes que compran son otros. La ubicación tampoco es la mejor porque tenemos una escalera que hay que bajarlas con peso, es un entrepiso. Son un montón de factores”, dijo.

Lo cierto es que, lamentablemente, ahora el expanelista de Intratables confirmó que tuvo que cerrar dicho supermercado. En diálogo con Teleshow, aseguró: “Decidimos cerrarlo y encarar otros rumbos y proyectos. Pero para nada lo tomamos como algo negativo”. En tanto, también comentó: “Por suerte el local es nuestro y vamos a seguir apostando al trabajo”.

“No sé quién va a ser el próximo presidente, lo que te digo es quién no tiene que ser el próximo presidente. Nadie que provenga del macrismo ni de Juntos por el Cambio. El país no se puede permitir volver a la oscuridad y las tinieblas de lo que fue el macrismo del 2015 al 2019. Eso no va más. Hoy tendría que haber un acuerdo nacional de discusión, pero dentro de este espacio. No puede volver eso porque vienen por todo y no les va a importar absolutamente nada. Y el Frente de Todos tiene que calmar las aguas, sentarse a dialogar maduramente. A mí me encantaría que sea Cristina, y se la acompañe como se apoyó a Alberto. Porque Alberto es presidente gracias al resto de los que acompañaron la idea de Cristina”, había analizado.

Y había dado su opinión sobre Alberto Fernández: “En la historia va a quedar como un presidente al cual le vamos a estar muy agradecidos, agarró un país después de cuatro años de macrismo y le tocó gobernar en el peor momento de la historia del país. Nos hizo un favor a todos los argentinos. Ahora tiene que tener un año de muy buena gestión porque ya estamos en otras condiciones y las variables económicas son otras. Pero no hay que enojarse con Alberto, se puede haber equivocado en un montón de cosas, tal vez no era el perfil de político que el kirchnerista duro esperaba”.

Infobae

 

Comentarios de Facebook