La luz roja se encendió en el microestadio “Román Misenti” y la chicharra del final del partido provocó un eco en todo el estadio. La felicidad de los jugadores del Negro es inexplicable. La mezcla de un plantel experimentado y espíritu joven es la combinación que le sirvió a Atlético para lograr la clasificación a los cuartos de final del torneo Clausura que organiza la Asociación de Básquet Zárate-Campana (ABZC).

En menos de cuatro días, el conjunto dirigido por Ezequiel Martínez consiguió revertir la complicada situación en la que naufragaba a falta de dos fechas para el final de la etapa regular de la competencia. ¿Por qué digo complicada? Porque el Albinegro, a falta de dos jornadas, estaba fuera de los puestos de clasificación. Por suerte, el panorama cambió rotundamente: Entre la noche del miércoles pasado y la noche del sábado, la Primera superó de manera contundente por 83 a 57 a Náutico de San Pedro, a quien le desterró el invicto de cinco victorias y cero derrotas, y en la última fecha derrotó al Club Central de Bs. As de Zárate por 79 a 67.

El altísimo nivel de juego colectivo que exhibió Atlético en las últimas dos presentaciones fue una evidencia suficiente que permite reflexionar y comprender que este equipo tiene mucho camino por delante en lo que resta del certamen, si continúa jugando como hasta ahora. Su cambio de actitud, compañerismo en la cancha y confianza en el juego y en la toma de decisiones son los punto clave que generaron una reacción positiva en el equipo.

En el triunfo ante el elenco de Zárate se pudo observar varias de estas apreciaciones en el juego. En la antesala a este encuentro, el Albinegro estaba obligado a ganar para terminar en la segunda posición de su tabla y así poder evitar cruzarse en los cuartos de final con uno de los líderes. Desde el comienzo, el local impuso sus condiciones en la cancha y arremetió a su oponente con una defensa individual agresiva que le permitió negarle la vía de gol. Arraigado e implantado defensivamente, Atlético atacó con todo su poderío ofensivo a través de uno de sus internos “Cachi” Hernández que clavó ocho tantos en el primer cuarto (2/2 triples) y de Maximiliano Misenti con cinco unidades 1/1 en triples). Con un parcial de 15-11, el local comenzó a liderar el marcador desde el inicio.

En el segundo período, la mejora en la circulación de la pelota se empezó a notar aún más y la diferencia en el marcador se acrecentó a favor de Atlético. Con dos triples de Lorenzo Rezolino, siete puntos de Hernández y cuatro tantos de Enzo Landi, Atlético concretó un parcial de 21-15 que le permitió irse al descanso arriba por diez (36-26).

En la segunda mitad, el elenco de Baradero aumentó la presión defensiva en los primeros cinco del tercer segmento que le permitió extender la brecha a veinte unidades, aunque cuando restaban tan solo dos minutos para que finalizara el cuarto, sufrió la presión en toda la cancha que implantó Central y esa diferencia se redujo a 13 (60 a 47).

En el último capítulo de esta historia ambos equipos no se sacaron diferencias en el resultado. Si bien el parcial fue favorable para el conjunto oriundo de Zárate por 20 a 19, la victoria por 79 a 67 quedó en las manos del Negro que se aseguró la clasificación al culminar en el segundo puesto de su tabla.

Síntesis:

Atlético Baradero 79

Esteban Bechtholt 2, Agustín Hernández 31, Martín Moro 11, Matías Potes 2, Maximiliano Misenti 5 (Formación inicial); Ian Rojas 6, Lorenzo Rezolino 9, Nahuel Albornoz, Martín Cossi, Enzo Landi 13, DT: Ezequiel Martínez.

Central Bs. As de Zárate: 67

Alan Bouder 4, Tomás Auteri 11, Ezequiel Méndez 4, Julián Diez 7, Elías Giménez 10 (Formación inicial); Fausto Pérez 8, Tobías Cristaldo 3, Nicolás Ferreyra, Benjamín Giménez, Thomás Muraca 11, Martín Traverso, Mateo Rodríguez 9, DT: Gerardo Guidi.

atleticobaradero.com.ar

Comentarios de Facebook