También hubo amenazas de bomba en el edificio Libertador, del Ministerio de Defensa, minutos antes de que Alberto Fernández se dirigiera allí para una aparición oficial.

Comentarios de Facebook