Luego de sentir que un dolor lo invadió en plena noche del domingo. Doblado e imposibilitado de moverse, Diego Brancatelli viajó rápidamente a una clínica, trasladado por su esposa, y cayó en una internación de urgencia, en la que le aplicaron morfina.

Desde ese momento, el periodista continúa inmerso en las instalaciones de la Trinidad, a la espera de un diagnóstico sobre cómo tratar su triple hernia de disco. Brancatelli aprovechó esas horas en la cama para armar una serie de posteos para comunicarse con sus seguidores de Instagram. El comunicador compartió un video, en el que se percibe tumbado en una camilla y recorriendo los pasillos del nosocomio y redactó: “Tres hernias de disco. Una que me está afectando fuerte. Internado. Con morfina”. A lo que le añadió: “Gracias a todos y a todas por tantos mensajes lindos, a ponerle garra”.

En otras postales, siempre con el entorno de una sala de internación, y los cables que lo monitorean, Brancatelli detalló: “Llegué llorando del dolor (literal) no podía parar de llorar. Me trataron de 1000. Pero lo único que me calmó fue la morfina. Pedí varios rescates. Y quedé bajo control”. Y cerró: “Ahora intentando ver cómo salgo de esta. Una opción es encontrar la medicación que me permita vivir sin dolor. Otra es un bloqueo. Y último: operación”.

haceinstantes.com

Comentarios de Facebook

DEJAR UN COMENTARIO