Rubén Darío Castiñeiras, mejor conocido como «El Pepo», cumplía prisión domiciliaria y contaba con el beneficio de salidas laborales. Sin embargo, estos beneficios fueron revocados luego de que se registraran “corte de tobilleras”, sumado a las llamadas de de monitoreo rechazadas luego de que saltara el “alerta fuera de rango”.
 
El Pepo se encuentra en prisión domiciliaria desde 2019, luego de ser acusado de doble homicidio culposo, por la muerte de Nicolas Carabajal y a Nacho Abosaleh. El pedido de salidas era para que el músico pudiera ir a grabar lunes, miércoles y viernes de 18 a 21, acompañado por su pareja, Josefina Cúneo.
 
Sin embargo, Marcelo Biondi, el abogado de las familias de las victimas, presentó una solicitud para el rechazo de la prisión domiciliaria, presentando un informe que comprobaba todas las faltas del cantante.
haceinstantes.com

Comentarios de Facebook