Hace 88 años nacía una vocación, si bien el Padre Arturo Terenzi lleva solo «61 años de Sacerdocio», la vocación la tenía desde muy pequeño, él cuenta que a los 12 años sintió el llamado de Dios, lo cual le llevó a tomar la decisión de ser seminarista, una elección de estas características en aquella época no era fácil, las complicaciones que se le presentaron no lo hicieron declinar su elección, y vendiendo sus conejos para recaudar dinero partió hacia el Seminario de La Plata.

Con el correr de los años la Diócesis de Zarate-Campana lo pide a préstamo, haciendo que el Padre  Arturo vuelva a su tierra, durante doce años estuvo como Párroco de la Iglesia Santiago Apóstol, armó uno de los grupo de jóvenes más grande y duradero de Baradero, aún hoy algunos de ellos le suma música a las misas con sus guitarras.

Arturo, hoy está cosechando lo que ha sembrado durante tantos años de Servicio al Prójimo, siendo reconocido y querido no solo por comunidad católica, sino por toda la sociedad baraderense.

Con sus 88 años se lo puede ver transitar por las calles de la ciudad, con su marcha lenta pero segura en su triciclo.

Su imagen sobre el «Arturomóvil», generó la idea realizar una bicicleteada el día de su cumpleaños, que partiera de la parroquia hasta su querido Paraje La Tortuga,  de la familia Terenzi, donde el Padre Arturo vivió su infancia y hoy vive su sobrino.

El sábado por la mañana, un grupo de feligreses encabezados por el Padre Lucas, partieron en caravana hasta el tradicional almacén de ramos generales, unos metros antes del arribo, se sumó Arturo con su triciclo, hasta finalizas en la Gruta de la Virgen de Luján que entronizara el mismo hace 26 años.

EMOCIÓN, APLAUSOS,LÁGRIMAS y REENCUENTRO,  inundaron el viejo almacén, dejando la huella de toda una vida de dedicación y amor al prójimo.  Felices Jóvenes 88 años Padre Arturo.

Daniel Pérez

Prensa Parroquia Santiago Apóstol

Comentarios de Facebook