Nunca fui parte de un pelotón de fusilamiento que, a patadas, sesgó la vida de Fernando, ni fui uno de los que salían a buscar peleas por Zárate con otros grupos para jactarme de esas supuestas hazañas. Estuve en el lugar y momento equivocado, porque fui de vacaciones con un grupo de nueve personas», expresó.
 «Las causas, que no justifico, y los actos de algunos que nunca terminé de entender, terminaron absurdamente con la vida de un chico de 20 años. La misma edad que yo tenía. Por eso, entiendo a los jueces que me condenaron y, sobre todo, comprendo y justifico a los padres de Fernando, porque ellos creen que todos los que estuvimos aquella noche fuimos sus asesinos» agregó.
 «Pedir perdón parece una hipocresía cuando no sale directo desde el corazón. Yo sé que no maté a Fernando, pero pido perdón de todo corazón en nombre de todos los que causaron su trágica desaparición” finalizó Benicelli.
rosario3.com

Comentarios de Facebook

DEJAR UN COMENTARIO