El pasado 11 de septiembre, Madonna se presentó en Wembley con su concierto “Sticky & Sweet”. El telón debía caer a las 22.30, pero la reina del pop dio fin a las 23.10. Lo que le costó 93 mil dólares por cada 15 minutos de exceso en carácter de gastos de luz, electricidad de equipos y seguridad adicional. Un portavoz del estadio declaró:

“La cantante salió al escenario a las 21.10, y el ticket decía que lo haría a las 20.30, por lo que se sobrepasó al querer completar la rutina pautada. Pero toda su gente sabía lo que de la multa y al parecer, a nadie le importó”.

Comentarios de Facebook

2 COMENTARIOS

  1. madonna esos 93 mil dólares son nada para ti rompe las reglas siempre te amo

  2. a madonna le importa una estupida multa ella tiene para eso y demas. me facina ella sus años encima son lo mejor de lo mejor facinante la amo

Los comentarios están cerrados.