Definición y Contexto

La negligencia médica se refiere a un daño físico o moral causado a un paciente debido a un procedimiento médico imprudente o realizado desde la ignorancia de la lex artis, que es el estándar profesional de la práctica médica. En Argentina, el personal sanitario tiene el deber de preservar y restablecer la salud del paciente, respetando los estándares establecidos en la práctica médica.

Elementos de la Negligencia Médica

Para que se configure una negligencia médica y se pueda reclamar una indemnización, deben concurrir tres elementos esenciales:

  1. Lesión:
    • Inmediata o no: La lesión puede ser instantánea o desarrollarse con el tiempo.
    • Física o moral: Incluye daños físicos, como un mal diagnóstico que afecte las posibilidades de curación, y daños morales, como la creación de una cicatriz estética innecesaria.
  2. Mala Praxis:
    • Desviación del Protocolo: Se refiere a apartarse del protocolo sanitario o de los estándares de la profesión.
    • Descuido de la Diligencia Debida: Puede derivar de una falta de cuidado adecuado o la adopción de una vía de actuación que otros profesionales no seguirían.
  3. Nexo Causal:
    • Relación Directa: Debe haber una relación de causalidad directa entre la mala praxis y la lesión. Si la lesión hubiese ocurrido incluso con el tratamiento adecuado, no se consideraría negligencia médica.

Supuestos Habituales de Negligencia Médica

Los casos más comunes de negligencia médica incluyen:

  • Exploración:
    • Descartar patologías graves por síntomas no evidentes.
    • No realizar pruebas necesarias.
    • Omisión de tiempos de observación ante posibles dolencias graves.
    • Exploraciones incorrectas o deficientes.
  • Diagnóstico:
    • Errores o retrasos en el diagnóstico que perjudiquen la recuperación.
    • Interpretaciones incorrectas de síntomas.
    • No considerar factores que puedan agravar la situación del paciente, como inmunodepresión.
  • Tratamiento:
    • Falta de información o adecuación de fármacos al estado del paciente.
    • Infecciones hospitalarias.
    • Tiempos de espera excesivos en urgencias.
    • Cuidados inadecuados o falta de seguimiento post-intervención.

Reclamos ante una Negligencia Médica

Una persona afectada por negligencia médica puede reclamar diferentes tipos de responsabilidad con la ayuda de un abogado especializado:

  1. Responsabilidad Civil:
    • Tribunales Civiles: Se busca una indemnización por lesiones y daños morales. Generalmente, se dirige contra seguros y centros médicos privados.
  2. Responsabilidad Patrimonial:
    • Orden Contencioso-Administrativo: Aplica a negligencias en centros públicos. Se busca compensación similar a la responsabilidad civil, pero en el ámbito público.
  3. Responsabilidad Penal:
    • Casos Extremos: Procede en situaciones más graves y puede resultar en la inhabilitación del facultativo, multas o penas de prisión.

Procedimiento para Reclamar

Para reclamar por negligencia médica, es fundamental contar con los servicios de un abogado especializado en derecho civil o administrativo, dependiendo del ámbito de la negligencia. En casos graves, puede ser necesario recurrir a un penalista. Además, se requerirá la opinión de un perito médico para establecer la mala praxis y el nexo causal.

Comentarios de Facebook