Los activos cripto recibieron otro duro golpe durante la noche luego de que se conociera que Binance no saldrá a rescatar a su rival. Miles de usuarios no pueden extraer sus tenencias de la plataforma en problemas

El mercado de criptomonedas extendió las caídas el jueves, con el Bitcoin luchando por recuperarse de un mínimo de dos años, mientras los inversores continúan preocupados por las consecuencias de la implosión del exchange FTX que arroja dudas sobre el futuro de la industria.

Binance, el principal rival del exchange en problemas, abandonó el miércoles un intento de rescate de FTX. El CEO de FTX, Sam Bankman-Fried, dijo que estaba “explorando todas las opciones”, pero las esperanzas de rescate se desvanecen y dejan a la plataforma tambaleándose. Un mensaje en el sitio web de FTX decía: “FTX no puede actualmente procesar extracciones. Aconsejamos encarecidamente no hacer depósitos”.

La atención del mercado se centra sobre las dimensiones de las pérdidas que sufrirán los usuarios de la plataforma de compra y venta de criptoactivos, además de sobre el efecto que puede llegar a tener el colapso de uno de los principales jugadores sobre el sentimiento del ecosistema en general. El derrumbe de FTX llegó a ser apodado como el “Lehman Brothers de las cripto” por quienes temen que el golpe a la industria sea letal.

“Ni siquiera Elon Musk sería capaz de comprometerse con un acuerdo con un pasivo de USD 7.000 millones en unas pocas horas”

La criptomoneda nativa de FTX, FTT, pierde un 90% de su valor esta semana y parecía estabilizarse en torno a los 2 dólares, no muy lejos de su mínimo histórico en torno a los 1,50 dólares.

Bitcoin, por su parte, cayó por debajo de los USD 16.000 por primera vez desde finales de 2020 durante la noche y se situó en USD 16.533 al cierre de esta nota.

Binance se retiró de una oferta no vinculante para comprar FTX después del proceso de due diligence. Otro exchange que prefirió no intervenir fue OKX, que dijo que también fue abordado por Bankman-Fried para cubrir pasivos de USD 7.000 millones que necesitaban ser cubiertos rápidamente.

“Ni siquiera Elon Musk sería capaz de comprometerse con un acuerdo con un pasivo de USD 7.000 millones en unas pocas horas de negociaciones. Eso era demasiado para nosotros”, dijo a la agencia Reuters Lennix Lai, director de mercados financieros de OKX.

“La daga seguirá pendiendo sobre el mercado de criptomonedas, mientras el panorama del destino de FTX siga sin estar claro”, agregó.

Hay señales de que las consecuencias podrían extenderse más allá de los mercados de criptomonedas, incluso hasta llegar a afectar a los mercados tradicionales. Los futuros de índices de Wall Street se movieron en baja durante la noche, en línea con esos temores.

“Lo que hace que esta nueva fase (…) sea problemática es que el número de entidades con balances más fuertes capaces de rescatar a las que tienen poco capital y alto apalancamiento se está reduciendo” (JP Morgan)

El regulador de valores de Estados Unidos, la Securities and Exchange Commission (SEC), está investigando el manejo de los fondos de los clientes y las actividades de préstamos cripto de FTX.com, según reportes de Reuters.

Bloomberg, por otro lado, informó de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos también está investigando el caso.

Los inversores ya están dando por perdidos los fondos invertidos en FTX. El miércoles, el fondo de capital riesgo Sequoia Capital redujo a cero una exposición de USD 150 millones. El broker Robinhood dijo que no tiene exposición directa a FTX, pero Bankman-Fried tiene una participación en la firma y sus acciones cayeron fuertemente el martes y el miércoles.

La mayoría de los operadores de criptomonedas siguen siendo alcistas a largo plazo, pero se preparan para nuevas caídas en un futuro próximo. Las pérdidas del 20% de Bitcoin esta semana son comparables a la caída de junio, cuando el fondo Three Arrows Capital debió ser liquidado tras el colapso de Terra-Luna.

“Lo que hace que esta nueva fase (…) sea problemática es que el número de entidades con balances más fuertes capaces de rescatar a las que tienen poco capital y alto apalancamiento se está reduciendo”, dijeron los analistas de J.P. Morgan en una nota a los clientes.

Infobae

Comentarios de Facebook