El hijo de Valeria MazzaTiziano Gravier, quien sufrió una agresión física a la salida de un boliche en Rosario, que lo dejó con una fractura de mandíbula y dos operaciones encima, rompió el silencio por primera vez.

«Hoy estoy angustiado, un poco triste. Me cuesta concentrarme y pienso mucho en lo que pasó”, dijo primero en diálogo por Whatsapp con ¡Hola!. Y luego agregó: “En un país civilizado, romperle la mandíbula a alguien está mal, no importa quién sea”.

Vale recordar que por la agresión se encuentran detenidos Jesuan Monzón y Franco Zampini, de 26 y 27 años. Ambos están cumpliendo 90 días de prisión preventiva por el ataque, separados de la población común por pedido de la defensa.

haceinstantes.com

Comentarios de Facebook