Los baraderenses tendrán su “réplica” de la Casa Histórica de Tucumán por iniciativa de Luis Andrés Garea, un vecino del barrio Costa Azul que decidió imitar la fachada de la edificación donde en 1816 se proclamó la declaración de independencia de la Argentina.

La propiedad, ubicada sobre calle Güiraldes al 200, funcionará como un salón de eventos y según declaró el propio Garea ante la emisora baraderense LS2 Radio 96.9 también se podrán disfrutar comidas tradicionales.

 

“Con mucho esfuerzo el propietario del inmueble, el señor Garea, vecino del barrio, manifestó que tuvo esta linda idea en homenaje a la familia de su esposa oriunda de esa provincia”, agregaron desde la emisora.

“Gracias a todos los que le gustó la obra, falta un tirón, pero ya casi está”, agradeció Garea el interés que despertaron las fotografías del avance del emprendimiento.

La “Casita de Tucumán”, ubicada en la capital de esa provincia, funciona hoy como museo y su fachada también es una reconstrucción de la original.

laopinionsemanario

 

Comentarios de Facebook