Los anteojos que serían los que usó el femicida hasta unos pocos días antes de morir aparecieron publicados a la venta en un famoso marketplace.
La publicación que ofrece el producto pertenece a una amiga que lo visitaba en el geriátrico donde estaba alojado y él se los regaló.
En la publicación se observa un precio exorbitante que alcanza los 25 millones de pesos y los describe como «anteojos pertenecientes al odontólogo Ricardo Barreda. Producto raro e histórico para coleccionistas».

Comentarios de Facebook