Fabián de Sousa, el socio de Cristóbal López, volvió a estar activo en lo que le gusta: el manejo de los medios del Grupo Indalo.

Una primera muestra de eso, fue la reaparición de su esposa, la conductora Julieta Camaño quien se acercó esta semana al canal C5N para filmar una promoción del programa de música y espectáculos que ella conduce en esa señal de noticias.

Pero no fue con la mejor de las suertes: debió soportar una protesta de trabajadores del canal, en medio de conflicto por elatraso en los pagos salariales y la pérdida de la obra social para muchos de ellos, en virtud del desorden que hay en los medios que, aún, son propiedad del empresario kirchnerista.

De Sousa también se mostró activo con otra jugada: desea el regreso de Víctor Hugo Morales y Roberto Navarro, dos íconos del periodismo militante K, quienes se fueron de la señal C5N en medio de enojos por un supuesto giro del medio en favor de la gestión de Mauricio Macri.

A Navarro se lo recuerda, entre otras cosas, por haber anunciado al aire, que Daniel Scioli había ganado «por amplio margen» en las elecciones presidenciales de 2015.

Pero ese canal sigue siendo crítico de la actual administración nacional y ahora, con los dos empresarios en libertad, podrían volver el relator Morales y el vehemente Navarro, a quienes se vio en sendas reuniones con De Sousa, donde se analizó un pronto regreso al canal que supo dar al aire por ganadores a Daniel Scioli y a Aníbal Fernández, en la Presidencia y en la gobernación bonaerense, respectivamente.

clarin.com 

Comentarios de Facebook