Eduardo de la Puente se sinceró por completo sobre su relación con Mario Pergolini y el motivo por el que todo terminó de la peor manera entre ellos, tras la venta que este último hizo de la emisora radial Rock and Pop.

En conversación con Gustavo Olmedo para su podcast «Quemar un patrullero» (plataformas digitales), el periodista contó cómo fue su tiempo de oro en la radio en compañía con Mario: «Era buenísimo…Teníamos 20 y pico de años, la merca nos pegaba fenómeno, teníamos todo el rock and roll encima, estábamos haciendo algo que nos gustaba, estaba caminando bien, estábamos rompiendo los moldes de la radio sin darnos cuenta… Todo muy divertido y disfrutable, con el tiempo lentamente fue aflorando lo que realmente él siempre fue«.

Al hacer referencia puntualmente sobre lo vivido con PergoliniEduardo de la Puente no dudó en describir sin filtros a quien fue su compañero por tantos años: «Aprendí la diferencia, hablando de Mario puntualmente, entre lo que es un hijo de re mil puta y lo que es un empresario. El hijo de re mil putas si te quiere cagar, te va a cagar y es personal, tiene algo con vos. El empresario es aquel que no te tiene en cuenta, que no le sos funcional a sus proyectos deseos, etc».

Asimismo, Eduardo reveló que no obtuvo ganancia por ninguno de los proyectos que surgieron de los ciclos que compartían: «Cuando se vende a un montón de países, Juan y yo no vemos un peso de todo eso; cuando se hace el merchandising de ‘Caiga quien caiga’, los discos, las tacitas… Juan y yo no vemos un peso de todo eso». Sin embargo, al asumir su cuota de responsabilidad por no haber estado alerta, apuntó sin piedad a las intenciones de Pergolini: «Está bien, vos me podés decir ‘sos un boludo, ¿para qué firmaste el contrato que firmaste?’. Sí, tenés razón, soy un boludo; pero si yo soy un boludo, el tipo que redacta ese contrato ¿qué es? El tipo que me deja afuera de algo que yo inventé«.

El locutor ofreció detalles de cómo vivió que Pergolini intentara acabar con la FM 95.9 Rock & Pop: «Si vos sos un tipo que me dijo ‘mientras a mí me quede vida a vos y a tu familia no le va a faltar nunca nada’ y al día siguiente estás desviando la pauta comercial, estás orientando la antena hacia otro lado, estás boicoteando las redes, estás poniendo inútiles para que manejen todo y Rock and Pop se hunda, sabiendo que yo me voy a hundir con Rock and Pop, que soy tu amigo, ese que le dijiste ‘mientras a mí me quede vida a vos y a tu familia no le va a faltar nunca nada’…». «Me cago si sos el diablo, si sos un empresario, si sos un hijo de puta, tenés la misma responsabilidad«, contó Eduardo de la Puente con indignación.

Eduardo de la Puente concluyó el relato sobre la traición que sintió por parte de Pergolini con estas palabras: «A mí me llevó puesto porque no podía hacer otra cosa. Por eso digo, no es un hijo de puta porque no puede ser un hijo de puta, no le da el alma para ser un hijo de puta; él parece malo, parece un monstruo, es un puto osito de peluche y no puede permitirse que ese asome, porque se le cae el imperio, ¿entendés?… Entonces está todo re bien con el chabón… Pero si vos me decís ¿Szpolski o Pergolini? Para mí es lo mismo«.

exitoina.com

Comentarios de Facebook