La entrega número 12 de los Grammy Latinos fue de Calle 13 de principio a fin, desde la primera y emotiva actuación con el tema «Latinoamérica», hasta la incesante recogida de premios en las principales categorías de la noche.

El dúo rompió todos los récords y se convirtió en el máximo ganador en la historia de los Grammy Latinos, al obtener nueve gramófonos dorados el jueves y llevar el total en su carrera a 19.

El récord previo de los Grammy Latinos los tenía el rockero colombiano Juanes, con 17, seguido del español Alejandro Sanz con 16.

 «Gracias a los demás nominados por estar ahí, a Pitbull, a Wisin y Yandel. Yo sé que no somos los que sonamos en la radio, pero ahí estamos», dijo en tono reivindicativo el puertorriqueño René «Residente» Pérez, que junto con su hermanastro Eduardo Cabra conforman Calle 13.

 «Viva el arte y la gente que no se vende por dinero sino porque verdaderamente lo siente. Eso es música urbana», añadió.

Después, ya en la zona de prensa, René no pudo evitar la euforia, rodeado de gramófonos dorados como el año pasado. Calle 13 se llevó 9 de los 10 premios a los que aspiraba.

 «Esto es el triunfo de la música de verdad, porque hay que tener huevos para hacer lo que estamos haciendo, porque estamos rompiendo con un montón de cosas. Ojalá que existan más bandas como nosotros».

Fue una velada marcada por los dúos sobre el escenario, combinaciones inéditas de grandes artistas como Los Tigres del Norte y Paulina Rubio en clave mexicana, o el venezolano Franco de Vita junto a la mexicana Alejandra Guzmán, todo ello frente a un auditorio a reventar del hotel Mandalay Bay de Las Vegas.

Pero también hubo espacio para las grandes estrellas en solitario, como Shakira, que después de recibir el premio a la Persona del Año por la Academia Latina de la Grabación, se subió al escenario para interpretar «Antes de la seis» y «Loca», un gran fin de semana coronado con el Grammy al mejor álbum vocal pop femenino («Sale el sol»), que dedicó a su familia. «Este premio es de todos ustedes», dijo la colombiana.

Brillaron además los puertorriqueños Wisin y Yandel con un gran montaje sobre el escenario para sus tres temas, «Estoy enamorado», «Fire burning» y «Fever», así como Marco Antonio Solís con «A dónde vamos a parar».

Romántica y emotiva fue la actuación del malagueño Pablo Alborán con Demi Lovato cantando en español «Solamente tú», a dos voces y tomados de la mano, para después dar paso a Sie7e, eufórico por su premio al mejor nuevo artista. Compartió escenario con Taboo para interpretar «Tengo tu love».

 «No vine caminando, vine flotando. Todavía no creo lo que está pasando», dijo el cantautor colombiano. «Esto sólo es el principio. Me queda mucha música por escribir y espero que me sigan dando la oportunidad para seguir haciendo mi música, que tiene un mensaje limpio», continuó, citando a El Gran Combo de Puerto Rico y Bob

También salieron a escena el nuevo grupo formado por el español Álex Ubago, el colombiano Jorge Villamizar y la pianista cubana Lena con «La canción del pescado», eufóricos por haberse hecho con el Grammy al mejor álbum pop dúo o grupo (Alex, Jorge y Lena). «Menos

mal que nos dan uno para cada uno para llevarnos a casa, porque si no sería un problema», bromeó Villamizar, ex líder del grupo Bacilos.

Añadió que «el premio forma parte del despertar cultural que ha tenido Colombia. Es un honor ser parte de ese contingente».

Otro de los platos fuertes fue la actuación de Marc Anthony junto a Pitbull interpretando «Vida», seguido del cantante norteamericano de origen dominicano Romeo Santos, que ha convenció al rapero Usher para adentrase en la bachata con «Promise», tema con el que han conquistado el Billboard y deleitaron a la audiencia.

Una de las notas cómicas, además de los chistes del mexicano Eugenio Drebez, la puso Franco de Vita, que bromeó sobre el hecho de haber ganado en una categoría, la de mejor álbum vocal pop masculino, en la que no estaba Calle 13.

En cuanto al vestuario, destacaron los atuendos atrevidos de ellas, en especial el de la actriz de telenovela Blanca Soto, con un vestido semitransparente negro, o las lentejuelas doradas y púrpuras de Paulina Rubio.

Saldana se decantó por un vestido largo en verde, y entre los hombres Wisin y Yandel salieron a escena con ropa de su nueva colección, presentada estos días de gran actividad en Las Vegas.

Fuente: EFE

Comentarios de Facebook