El episodio ocurrió este miércoles al mediodía en la zona de Dávila al 800. Dos delincuentes ingresaron a una vivienda que está en construcción delante de otra, desde la que los propietarios los divisaron. Hubo agresiones físicas y uno de los ladrones terminó con un ladrillazo en la cabeza, trasladado inconsciente por una ambulancia del Same.

Dos delincuentes fueron sorprendidos cuando ingresaron por tercera vez a robar a una casa y fueron linchados por los propietarios, por lo que uno terminó inconsciente trasladado al Hospital y el otro, también agredido físicamente, detenido por la policía.

El episodio ocurrió este miércoles en horas del mediodía en la zona de Dávila al 800, donde a mitad de cuadra hay una casa en construcción y detrás se ubica la vivienda de los propietarios.

La primera vez que ingresaron los ladrones, que residen a pocas cuadras, robaron diversos elementos, entre ellos un motor de heladera. La segunda vez no lograron escapar con botín alguno porque el perro los corrió. Ahora, se llevaron una paliza.

Cuando los propietarios se percataron que los mismos delincuentes entraban con fines de robo, les salieron al cruce y los enfrentaron. Como resultado de ello, uno de los ladrones terminó inconsciente tras recibir un ladrillazo en la cabeza y fue trasladado al Hospital por una ambulancia del Same 107.

El otro, también agredido físicamente, fue arrastrado hasta la esquina, donde la policía lo aprehendió y lo trasladó a la Comisaría para ponerlo a disposición de la Justicia.

Los vecinos de la zona aseguran que no es la primera vez que los involucrados en este caso son protagonistas de hechos delictivos. Incluso los propietario de la casa a la que entraron con fines de robo ya habían observado que en otras oportunidades mandaban a un adolescente para que oficie “de campana”.

laopinionsemanario

Comentarios de Facebook

DEJAR UN COMENTARIO