En la provincia de Santa Fe, donde se esperan temperaturas extremas, la escuela primaria Francisco Gurruchaga, ubicada el barrio rosario de Luis Agote, les solicitó a todos los padres que, durante la jornada los alumnos tenían que ir en malla y ojotas porque iban a ser manguereados durante los recreos por los docentes para refrescarlos.
💬 “Hay que abordarlo desde el aprendizaje. Nunca vivimos algo igual y la escuela tiene que dar respuesta es nuestra obligación interpretar lo que sucede”, expresó la directora de la escuela, Mariana Sánchez.

Comentarios de Facebook