Según una reciente encuesta de la Consultora Proyección, Osvaldo Cáffaro es el intendente con peor imagen de la segunda sección electoral. ¿A qué cree que se deben estos datos recientes?

La gestión actual del intendente deja mucho que desear y los vecinos se dan cuenta, lo sienten, lo perciben y lo viven día a día. La falta de gestión trae consecuencias en los vecinos y en su vida cotidiana.

¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan los vecinos de Zárate?

La inseguridad es uno de los principales reclamos. El intendente no hace la inversión que debería hacer en seguridad para que se resuelva. Sabemos que no es una problemática solo de Zárate, pero hay muchas cuestiones que el Poder ejecutivo local no ataca.

Una de ellas es la relación que mantiene con el Ministerio de Seguridad provincial con el cual no hay diálogo, no hay coordinación de las fuerzas, no hay inversión, tanto la que tenía prevista inicialmente por los convenios firmados con la Provincia de atención de móviles policiales y carga de combustible a los mismos, eso no ocurre como debería ocurrir.

Sin esa coordinación y con esa falta de inversión los resultados están a la vista y la gente los ve. Tenemos hechos de inseguridad cotidianamente, algunos muy graves, y eso es lo primero que reclama la gente cuando uno sale a caminar la calle.

«Tenemos 46 barrios sociales totalmente abandonados, no tienen veredas, no tienen calles, no tienen cloacas»

Después, en Zárate tenemos 46 barrios sociales que están totalmente abandonados, no tienen veredas, no tienen calles, no tienen cloacas. La luz es precaria, no hay iluminación pública.

No hay ningún plan de viviendas para ese tipo de barrios sociales, como se hace en Ciudad de Buenos Aires o ciudades aledañas como en Campana para que se integren al diagrama de la ciudad como corresponde, para que se puedan urbanizar como corresponde.

Por otra parte esta realidad se ve en el centro. No hay presencia del Estado: las veredas están todas rotas, no hay infraestructura, luces halógenas que son de años.

Todo eso la gente lo estuvo notando en el periodo anterior del intendente y en este con más fuerza, y es lo que está ocurriendo en las encuestas.

¿Qué pasa con el dinero que no se invierte en estas cuestiones concejal? ¿A dónde va?

Nosotros hicimos muchísimos pedidos de informes pero no son respondidos. Creo que están malgastados. Acá hay un equipo de básquet que está bancado por la Municipalidad, cosa que me parece un desperdicio de dinero cuando debería ir a la seguridad y al tema de la infraestructura de Zárate.

Por ahí es un ejemplo claro de cuestiones que a veces se atienden cuando debería priorizarse otro tipo de cuestiones que la gente está reclamando a gritos en algunos barrios.

«La falta de agua en Zárate es un tema tremendo. Tenemos cientos de pérdidas que no se reparan»

La falta de agua en Zárate es un tema tremendo. Tenemos cientos de pérdidas que no se reparan y eso hace que la presión del agua baje y en algunas zonas y barrios no hay agua. En el verano se sufrió muchísimo y actualmente se sufre este tipo de cosas, bombas que no funcionan. Ese dinero que se malgasta en otras cuestiones debería ir a este lugar.

Además pienso que por lo que hemos visto no se gestiona adecuadamente, no se termina de cumplir con el presupuesto, no se gasta lo que se tenía previsto gastar y tampoco se gestiona, como podría ser en el tema de viviendas, algo nacional o provincial para ayudar a la gente que no tiene una vivienda o los jóvenes que recién arrancar y no la pueden conseguir.

Si usted pudiera definir en una o en dos palabras la gestión de Cáffaro en Zárate, ¿cuáles serían?

Pésima, actualmente pésima. Es una pena realmente porque la sufrimos todos los vecinos de Zárate. Si bien uno está en las antípodas del pensamiento del intendente, pero vivimos acá, nuestros hijos viven acá, y queremos que esto funcione o que por lo menos le dé paliativos a ciertas situaciones que ni siquiera atiende en lo más mínimo

grupolaprovincia

Comentarios de Facebook